Cambia lo superficial;
cambia también lo profundo.
Cambia el modo de pensar;
cambia todo en este mundo.

Cambia el clima con los años;
cambia el pastor su rebaño.
Y así como todo cambia,
que yo cambie no es extraño.

Cambia el más fino brillante
de mano en mano su brillo.
Cambia el nido el pajarillo;
cambia el sentir un amante.

Cambia el rumbo el caminante,
aunque esto le cause daño.
Y así como todo cambia,
que yo cambie no es extraño.

Cambia el sol en su carrera
cuando la noche subsiste.
Cambia la planta y se viste
de verde en la primavera.

Cambia el pelaje la fiera;
cambia el cabello el anciano.
Y así como todo cambia,
que yo cambie no es extraño.

Pero no cambia mi amor
por mas lejo que me encuentre;
ni el recuerdo ni el dolor
de mi pueblo y de mi gente.

Lo que cambió ayer
tendrá que cambiar mañana,
así como cambio yo
en esta tierra lejana.

Cambia todo cambia
Pero no cambia mi amor…

Creo que es de Mercedes Sosa originalmente; pero la fuente del conocimiento moderno universal (alias Internet) no me deja corroborarlo, je je.