quotidianum


Si la niña Tamara puede, pues yo también.

Tratando de responder a la pregunta

“What’s wrong with America?”

uno siempre encuentra respuestas de lo más variopintas. Aquí muestro dejo un brevísimo ejemplo que me encontré ayer en una tienda:

¡Mueve los bracitos y se desliza!

¡Mueve los bracitos y se desliza!

Para que vean que estos tipos son serios y respetuosos, el reverso del empaque viene con cátedra incluida.

Amén.

Amén.

No más preguntas, Su Señoría.

Anuncios

Claro está, la segunda parte del artículo de Fernando del Paso.

Si veis la imagen de esta liga y sois –quizá sos sea más adecuado– nativa del cono sur, os pido disculpas en nombre de mis connacionales.

Pensé en poner la imagen directamente de esta lado; pero leí las letras chiquitas que me lo prohiben.

Dos asuntos sin relación me detienen por aquí hoy. El primero es este artículo escrito por el autor de Palinuro de México metiendo su cuchara y sugiriendo algunas lecturas.

El segundo es lamentar el fallecimiento de La tartamuda. Los comediantes, cómicos u como deséese llamarles tienen un lugar muy especial en mi corazón.

Soy –como bien saben quienes me conocen– de risa fácil; bobo que le llaman. Y Don Miguel Galván me hizo reír y lamento que ya no me hará reír con nuevos chistes; sin embargo, confío que mi memoria no será tan ingrata.

Descanse en paz.

Del mismísimo cementerio de Horacio, Traveller y Talita…

O del obsesionario de Víctor Francés…

Buscando la palabra affair en inglés, misma que no sabía bien cómo escribir —como nunca sé escribir palabras que lleven letras repetidas salvo en español y eso sólo a veces—, la escribí como affaire y vi que me había equivocado de idioma.

Una vez hecha la conexión con el francés, decidí ir a buscar al  infame/célebre DRAE la hipotética palabra «afer», nomás por uebos.

Chin y que sale la palabrita. y con el significado:

afer.
(De fer).
1. m. desus. Negocio, quehacer. Era u. m. en pl.

Tons buscamos  «fer» ya entrados en gastos y:

fer.
1. tr. desus. hacer.

Muy bonito, muy bonito. Lástima que no traiga alguna conjugación sugerida para este verbo (Yo feo, tu feas, el fea?).

Hace algunos años estaba el que aquí les escribe en una tienda de música impresa en una bellísima ciudad de palacios y jacarandas. Llegó con un empleado de dicha tienda (¿Creo que fue en la Casa Wagner antes de que cambiara de dirección) y le dijo:

 “Estoy buscando La Felicidad.”

El empleado rió un rato. Desgraciadamente no tenían la partitura de esa canción de Pablo Milanés.

El día de ayer, habiendo olvidado el incidente antes descrito, nuestro joven ilustre (oséase yo) estaba en una música impresa en cierta zona non plus ultra turística de la ciudad que por algún tiempo me ha acogido. En esta ocasión la pregunta fue la siguiente:

 “I’m looking for Somethin’ Stupid.”

El empleado tragó saliva e inmediatamente reaccionó y supo de qué canción hablaba y dijo que aún andaba por ahí la versión original de 1967. 

Dejaré que mis queridas lectoras encuentren la mejor moraleja de esta historia.

 (Y en temas poco relacionados…)

Muy Feliz Cumpleaños, Gabo.

Alucinante.

Amettler, BYOB, Caves des Papes (Côtes-du-Rhône, 75cl) y un pastelito de chocolate (flourless).  La música, inapreciable.

Entonces llegó. Como en un  mensaje; justo cuando el tiempo parece ir particularmente más lentamente y se pueden recordar todos los detalles; “Es necesario que recuerdes hasta el más mínimo de los detalles”.  Horas después me quedó claro; así debía de suceder.

Así debía de suceder. El baile, la botella, el pastel, el metro, el encuentro, el Manhattan y as caipirinhas, el taxista despistado, la short blonde regañona, la familia y sus reencuentros, los artistas, el viaje a Brooklyn y Salvador Elizondo hijo platicando conmigo a las 3 de la mañana.

El regreso lo recuerdo bien.  Fue todo como un sueño.

(P.D. Por su propio lema, o te encuentras a Alfredito Hubard en el metro o no te lo encuentras.)

Página siguiente »